Imagen de una mujer pintando un cuadro en blanco y negro, mujeres artistas

7 Mujeres en el mundo del Arte: no solo hemos sido musas

La complicada historia de estas mujeres artistas

En este artículo vamos a a hablaros de la presencia de las mujeres en el mundo del Arte. La Historia del Arte está toda mal. ¿Dónde están todas esas mujeres artistas a lo largo de los años? ¿Quién las recuerda? Silenciadas, ignoradas e, incluso, obligadas a decir que sus obras las realizaba un hombre, algunas no vieron su trabajo reconocido hasta años después de morir. Relegadas a ser simples musas o reinas, hoy vamos a enumeraros algunas de las artistas con las historias más interesantes.

mujeres artistas, retrato de Louise Bourgeois

1. Louise Bourgeois. (1911-2010) En otra ocasión ya os he hablado de la obra de esta artista, también conocida como la Mujer Araña. Me parece simplemente magnífica. Su historia, sus motivaciones, la manera de exteriorizar sus sentimientos… Os dejo el enlace del otro artículo para que sepáis un poco más acerca de su vida, ya que en él está desarrollada y llena de detalles.

2. Hilma af Klint. (1862-1944) Aunque se conoce poco de su vida personal, inventó la abstracción en 1906 (en contra de lo que todos los manuales dicen, que fue Kandinsky en 1910). Como ya dije previamente, la Historia del Arte está escrita de tal manera que las mujeres han acabado relegadas al olvido.

3. Suzanne Valadon. (1867-1938) Tuvo una vida tormentosa. Criada por su madre, nunca conoció a su padre. Con 14 años se fugó a París con la intención de ser acróbata de circo, pero sufrió un accidente y quedó malherida. Desde los 15 comenzó a posar para pintores en el Barrio de Montmartre. Fue retratada por Renoir, Tolouse Lautrec, y a la vez ella también pintaba. A los 16 años tuvo un hijo.  Consiguió ser considerada una de las pintoras más importantes del post-impresionismo, pero su vida privada estaba llena de tristeza.

Es curioso contemplar como, aún habiendo conseguido la fama a diferencia de otras tantas mujeres en la historia del Arte, esto no hizo que su vida fuese menos trágica.

Su hijo también se consagró como pintor impresionista pero tuvo problemas con la bebida, y ella terminó sus días viviendo con su anciana madre y cuidando de él. Era una mujer llena de talento y se le acabó imponiendo su labor de madre y anteponiéndola a sus sueños y su arte.

mujeres artistas, retrato de Jéane Hebuterne

4. Jeanne Hébuterne. (1898-1920)  Compañera de Modigliani, tuvo una vida muy trágica. Pintora de gran talento, es muy poco conocida dentro del ámbito académico. Ella provenía de una familia adinerada, pero se enamoró de Modigliani, que tenía una relación de dependencia con el alcohol. Tuvo una hija de la que no pudo hacerse cargo y se la entregó a un familiar, y cuando estaba embarazada por segunda vez, Modigliani murió de meningitis tuberculosa y ella se tiró por la ventana.

Se dice que, tras cerca de una semana sin dar señales de vida, un amigo se los encontró a ambos en su apartamento tirados en el suelo, desnutridos y muertos de frío. A los pocos días llegó su triste final.

Un dato curioso acerca de su fallecimiento es que, pese a que ambos fueron grandes pintores y que eran pareja, a Modigiali se le enterró como a un príncipe en Pére-Lachaise, mientras que Hébuterne fue sepultada a escondidas por sus padres en Bagneux. No fue hasta 10 años más tarde que el hermano de Modigliani convenció a su familia para trasladar el cuerpo y enterrarlos juntos.

Una vez más, vemos a la mujer relevada a un segundo plano aunque posea el mismo o más talento que el hombre.

mujeres artistas, retrato de Eva Gonzales

mujeres artistas, retrato de Eva Gonzales

5. Eva Gonzàles. (1849-1883) Se la considera la pintora breve por lo pronto que terminó su vida. Fue alumna de Chaplin y Manet, aprendiendo los secretos del impresionismo, y terminó creando un estilo propio que la acompañó toda su vida. Durante décadas ha sido recordada sólo como modelo de los pintores franceses, pero poco a poco se va recuperando su obra. Tras casarse en 1879, convirtió su familia y amigos en los protagonistas de sus lienzos.

En 1883, a la temprana edad de 34 años, el nacimiento de su hija le provocó una embolia que terminó con su vida.

mujeres artistas, retrato de Frida Kahlo

6. Frida Kahlo. (1907-1954) Imposible no mencionarla al hablar de mujeres artistas, ya que todo el mundo conoce su triste historia. Contrajo poliomielitis a los 6 años, y comenzó a estudiar Medicina a los 15. Vio sus sueños truncados por un accidente de tranvía que dejó secuelas en su cuerpo para el resto de su vida, y fue durante su recuperación cuando comenzó su inmersión en el mundo de la pintura. Su obra se centró en autoretratos en los que trataba de expresar sus sentimientos tormentosos. Al tomar contacto con la sociedad artística de México, conoció al que sería su marido Diego Rivera. Este matrimonio se caracterizaría por muchísimas infidelidades (incluso con su propia hermana) y otros problemas que desembocarían en divorcio.

Otro factor que influyó mucho en la vida de Frida es que debido al accidente que sufrió, no podía ser madre. En 1932 expresó mediante el pincel el aborto que sufrió con su obra “Aborto en Detroit”. 

Pese a que se la ha considerado una artista surrealista, esto no es correcto porque su obra retrata aspectos de su propia vida, no de sus sueños.

El divorcio con Diego en 1940 dio lugar a una de sus obras más emblemáticas, “Las dos Fridas”, pero más adelante volvieron a estar juntos. Todo esto dio lugar a esta artista emblemática, mitad pintora, mitad icono.

 

mujeres artistas, retrato de Judith Leyster

7. Judith Leyster. (1609-1660) Pintora de gran talento del movimiento renacentista. Se diferencia del resto de mujeres artistas de la época en que ella no provenía de una familia adinerada ni relacionada con el mundo del Arte. Su obra se centra en bodegones, retratos y pinturas de género en las que inmortalizó escenas de la vida cotidiana. Gracias a su reputación, Judith abrió su propio taller de pintura en el que además de crear sus obras, también impartía clases de pintura. En esa época, esto era increíblemente poco común para una mujer.

Pero en 1636, Judith Leyster se casó con Jan Miense Molenaer y su carrera artística se detuvo en seco. A pesar de que su marido también era pintor y de menor talento que ella, ella quedó relegada al cuidado de sus cinco hijos mientras él seguía pintando.

Desde el día de su boda hasta su muerte, apenas pintó. De ese periodo se conservan tan solo un retrato y algunas ilustraciones de tulipanes. Es triste ver como, por culpa de la percepción que la sociedad tenía de la mujer, una persona de tanto talento tuvo que quedarse en casa haciéndose cargo de sus hijos y renunciar a su pasión por la pintura.

Si quieres conocer más de la historia de mujeres artistas, aquí tienes el artículo acerca de la vida de Frida Kahlo.

[Vía: http://www.mujeresenlahistoria.com/p/pintoras.html]